Noticias

Gobierno de Chile firma convenio de cooperación en política habitacional

De visita en Puerto Príncipe, el Titular del Minvu se reunió con el  canciller haitiano para reforzar el apoyo brindado por el Gobierno de Chile en la creación y puesta en marcha de la nueva Institucionalidad de Vivienda (UCLBP) del hermano país.

Fondo sueco-chileno aportará US$2 millones para la ejecución de las primeras soluciones habitacionales, al alero de la nueva política Nacional de Vivienda

Santiago, 3 de septiembre de 2013. El ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez (@ministroperezm), en representación del Gobierno de Chile, firmó un Convenio de Cooperación con el canciller haitiano, Pierre-Richard Casimir, que permitirá poner en marcha la nueva Política Nacional de Vivienda,  diseñada por la recién creada Institucionalidad de Vivienda (UCLBP) en Haití, en lo que constituirá un hito en el caribeño país.

 

Para la ejecución del primer programa de sitio con servicio, como se denominarán las soluciones habitacionales, un fondo sueco-chileno aportó 2 millones de dólares, más  3 millones del Gobierno haitiano, que permitirán comprar terreno, entregar servicios básicos y construir las unidades sanitarias con planos para agrandar las soluciones, lo que se hará de manera posterior junto al trabajo de las familias a través de un modelo de autoconstrucción asistida.

Esta firma de convenio en política habitacional en Haití, es gestionada a través de la Agencia de Cooperación Internacional, AGCI CHILE, la que no sólo gestiona la materialización de este proyecto, sino también, en la reconstrucción de la Escuela República de Chile en Puerto Príncipe, la implementación y operación de dos centros de la pequeña infancia en Aquin, localidad ubicada al sur del país, apoyando así a la formación de una política pública de la educación preescolar en Haití. Además, AGCI CHILE, apoya la formación de capital humano a través de becas de magister a profesionales de ese país en distintas áreas temáticas.

 

“Chile lleva un año y medio de colaboración con el hermano país de Haití apoyando la creación de la nueva institucionalidad de vivienda, así como en el diseño e implementación de una política habitacional, que les permita enfrentar los desafíos habitacionales. Ha sido una relación muy fructífera que ha dado los primeros resultados, y que estamos seguro se consolidará en el tiempo”, señaló el ministro Rodrigo Pérez.

Guillermo Rolando, asesor chileno en materia habitacional ante el Gobierno de Haití, comenzó el 2012 a apoyar a las autoridades haitianas en los lineamientos y la puesta en marcha de la Unidad de Construcción de Viviendas y Edificaciones Públicas.

“Después de muchos meses de trabajo se llegó al consenso que, bajo el esquema de una Política Nacional de Vivienda, se debería comenzar con un programa donde el Estado pudiese entregar un loteo bien definido, asegurando el uso de suelo a los beneficiarios y entregando servicios de base tales como agua, manejo de excretas y luz, donde las familias con un sistema de autoconstrucción asistida, apoyadas por el estado, pudiesen completar sus viviendas”, señaló Rolando, quien ha viajado a la isla durante un año y medio.

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo de Chile tendrá la misión de aconsejar en esta etapa a su símil haitiano, UCLBP, sobre las variables que deben ser consideradas en las distintas etapas de un proyecto de vivienda, ya sean características mínimas de un terreno, exigencias técnicas de un loteo de sitio con servicios, y selección de beneficiarios y la preparación para la vida comunitaria. Así, el MINVU compartirá su experiencia para replicar el plan piloto de sitio con servicios básicos de agua, luz y salubridad.

El proyecto tendrá alcances sociales y técnicos, e involucran el diseño y la implementación de un buen sistema de urbanización, evitando así un crecimiento anárquico de la ciudad; la optimización del acceso a un terreno y  las condiciones de servicios básicos de urbanización.

Se estima que en la actualidad, 600 mil haitianos viven en campamentos de emergencia y sumadas a las familias en condiciones de vulnerabilidad histórica, generan un déficit de urgencia de al menos 700 mil viviendas

Foto: Minvu

Artículos Relacionados

No existen Artículos Relacionados